Content

5 comentarios

DIY: Invitaciones rústicas


Este año tenemos un acontecimiento importante en la familia, ¡casamos a la tía Marga! Como se trata de segundas nupcias para los dos, será una boda especial por íntima y atípica. Pero hasta aquí puedo leer! El caso es que me pidió ayuda con las invitaciones y me puse manos a la obra.

El primer paso fue buscar inspiración en Pinterest (¡podría pasarme horas viendo cosas!). Rápidamente dimos con lo que quería mi tía, algo rústico, pues la boda tiene lugar en el campo, al aire libre, y sencilla y mona a la vez.

Fuente

Compramos encaje para adornar la cinta de tela de saco, cartulina color natural y papel especial hecho a mano y puse a mis padres a trabajar. La verdad es que si no es por ellos, no hago ni la mitad de las cosas.


He de decir que escogimos este tipo de invitación porque nos parecía resultona y sencilla, y luego no fue tan fácil como pensábamos. Sin embargo, en cuanto le cogimos el truco ya fue todo rodado. Por eso os la pongo, por si os queréis animar.

Primero unimos el encaje con cinta adhesiva de doble cara (transparente). todo el rollo, algo que a priori puede parecer más engorroso pero que lo facilita todo.



 Luego ya sólo quedaba pegarlo de la misma manera al papel y la cartulina (pegados entre sí a su vez)


Un texto simpático, con toda la información importante, una impresora, un sobre a juego y ¡ya está!


Ellos eligieron un sobre color chocolate, pero podéis combinarlo con uno crema también.


Si no tenéis muchos invitados, como es el caso o, si tenéis tiempo, podéis hacer perfectamente vosotros estas invitaciones o algo similar que quede igual de chulo por poco dinero.

¿Os gustan? ¿Habéis hecho vuestras propias invitaciones de boda?
Más »
1 comentarios

Una pequeña cocinera y su perro

Si os suena Conan es porque le habéis visto compartir protagonismo con Laura y Miguel en su boda (clic), pero hoy a quien quiero presentaros es a su retoño, Ariadne. Vamos a preservar sus preciosos ojos azules porque sus papis quieren dejar para ella la elección de colgar sus fotos en las redes. Esto me da pie a hacer un post sobre esta cuestión, pero ahora la prota, aunque "ciega" es ella. 

Da igual que no podáis verle los ojos, basta con que os los imaginéis de un cielo intenso. Os aseguro que la cría es preciosa, visualizad un bebé guapo y ella es.



Aunque sea repetitivo, tengo que insistir en lo emocionante de ver formarse una familia y retratarlo. Conocimos a Laura y Miguel en su preboda (clic) , y aquellos se nos fue de las manos compartiendo cañas en el Retiro; unos meses después nos emocionamos en su boda con sus votos personales, en los que él aseguraba que casarse con su chica era subir al podio a lo Valentino Rossi (clic) y lo pasamos como nadie con su familia y amigos, unos bailongos todos. ¡Eso sí que fue una fiesta! Así que conocer a su hija y olerla, y ver su habitación y achucharla de verdad que emociona.


Ariadne le hace un guiño su papi cocinero con su sesión de fotos. Es tan bonita que con un par de cosas ya tienes la composición. 



Que no sólo pienso yo que la niña es guapa, y por eso Miguel, a quien se parece muchísimo, ya sufre pensando en sus futuros novios. :)

Pero no podía faltar Conan en esta sesión. Estos hermanos tan particulares se llevan muy bien (porque el perro es un bendito, que se deja hacer por la niña y por nosotros, que le pusimos corbata, tutú... y él todo resignado).








Les auguro mucha diversión a los cuatro, seguro que van a ser una familia divertidísima. Ojalá sigamos compartiendo muchos momentos especiales.


Más »

Apunta tu mail y te lo mando

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!