Content

jueves, 29 de enero de 2015

Hotel Ritz: Voy a un acto y de paso pienso en tu boda

Fuente: web del Ritz

Tengo el chiringuito abandonado, y no es que esté precisamente parada, sabéis que eso yo no sé cómo se hace, pero es que ando con un proyecto muuuuy chulo y muuuuy personal que se lleva todo mi tiempo y energía. 

Os comenté que ahora prefería proyectos más pequeños, que las palizas de trabajar de lunes a domingo pasan factura y no estoy en ese momento, aparte de que no soy tan ambiciosa, prefiero disfrutar con calidad del tiempo libre, que me lo he ganado, pero nada de esto significa que en mi vida ya no haya peripecias. Tanto es así, que cada vez que voy a un acto en un lugar donde creo que se puede celebrar una boda me acuerdo de vosotros, y he decidido contároslo.

Ya os puse imágenes en Facebook del Casino de Madrid, en la calle Alcalá, y mi amiga Elena comentó que había estado en dos bodas y que le había gustado mucho y lo recomendaba. 



Ayer estuve en un desayuno en el Ritz y pensé cómo era posible que con las veces que acudo, no os haya contado aún mi impresión. En una mano llevo la cámara de vídeo y con la otra os hago fotos con el móvil como puedo, al fin y al cabo aquí os cuento mis andanzas, pero podéis visitar las webs de los sitios donde tienen unas galerías estupendas para que los conozcáis bien por dentro.


Obviamente, no es para una novia rústica, pero no sólo de palets vive el hombre. Hay muchas chicas que encuentran en este estilo barroco el espacio ideal para su gran día.

Ayer intervenía el Presidente, así que es una de esas jornadas que no me gustan porque somos muchos e inevitablemente me llevo meneos por todos lados porque paso poco del metro y medio. Además, hay que pasar los controles y hay mucha seguridad y se trabaja peor.


En la imagen de arriba veis mi punto de vista. Esas barras negras son las patas de mi trípode. Por suerte, yo pude sentarme bajo el trípode de un compañero que estaba detrás de mí, en una tarima, porque estábamos bien apretaditos, como podéis comprobar en la foto a continuación.



Si me incorporaba un poco, veía lo que desayunaban los invitados, intentando que mis tripas no entonaran la Traviata (entre nosotros, cuando se acaba el evento y la gente se marcha, nos cogemos algo, que la comida no se tira).


A los baños del lobby da gusto pasar. Ahora mismo me parece que estos son del Palace, al que también voy mucho, es una foto que he encontrado en el teléfono,  pero, vaya, son dos hoteles del mismo estilo. Os lo compruebo y os digo.



Así se ve el vestíbulo en la página del hotel

Fuente: web del Ritz
Fuente: web del Ritz


Y así se ve en mi móvil  cuando está a punto de llegar Rajoy:

             

Creo que es un sitio bonito para unos novios clásicos, y desde luego está en un enclave privilegiado, cerquita de la diosa Cibeles y de los Jerónimos. Se me ocurren mil ideas para un reportaje allí.

Fuente: web del Ritz

¿Habéis ido a alguna boda en el Ritz?













1 comentarios:

Yonaka says:
at: 29/1/15 14:50 dijo...

A mi me pilla un poco lejos, pero no cabe duda de que es un lugar precioso!

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!