Content

domingo, 13 de enero de 2013

Nuevas vistas

Nos hemos mudado. No estaba en nuestras cabezas, sin embargo ahora nos parece genial, una manera de enfatizar que comienza una nueva etapa. 

En nuestra nueva casa hemos abierto los regalos de los Reyes Magos, y a mí me trajeron entre otras cosas una cámara para hacer time-lapses*. Así que cuando al despertarnos contemplamos  los primeros rayos de sol acariciando el campanario, tuvimos claro cómo íbamos a probarla.

Estas son nuestras nuevas vistas. Un día en 20 segundos.


Por supuesto, mi padre ya se ha inventado un sistema para poder capturar fotos en círculo, con poco más que un temporizador de cocina de IKEA. Viva mi padre! Cuando lo pruebe, os lo enseño.


Espero contaros muchas historias este nuevo año.

Feliz comienzo de semana, aprovechad el lunes para pensar cómo vais a querer que sea.



NOTA superimportante: Al parecer, la idea fue del marío, y la ejecución de mi padre. = )

*No tienes que tener esta cámara para conseguir este efecto. Basta con que tengas un trípode y un disparador, y hacer fotos con un mismo intervalo de tiempo y luego secuenciarlas con un programa de edición.

4 comentarios:

mayi says:
at: 14/1/13 12:00 dijo...

genial!
los cambios estan bien! nosotros nos hemos mudado ya unas cuantas veces!
Mil bsos!

Maï Tomasena says:
at: 14/1/13 18:37 dijo...

Menudo juguete, teníamos una para una de nuestras cenas y qué bonito vídeo de recuerdo nos quedó ¡me encanta! Estoy segura que le sacarás muchísimo partido. Besos y feliz semana!!!

Vueltas al coco says:
at: 14/1/13 19:38 dijo...

No sé qué tal las viejas, pero las nuevas vistas no están nada mal eh!
Un besote Laura, feliz semana!

La de la tiza says:
at: 16/1/13 17:06 dijo...

Feliz futuro, nena. Te mereces lo mejor. Sobre cámaras y fotos espero cursillo. Bedos

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!