Content

lunes, 25 de marzo de 2013

Otras bodas. Sintoísta

Hace mucho tiempo que no os hablo de bodorrios y ya sabéis que a mí me pirran, y a colación de la boda de un amigo de Nacho en China, se me ha ocurrido que podría ser interesante que descubramos cómo son estas ceremonias en otras culturas, y voy a empezar por la

Boda Sintoísta

Las bodas tradicionales de Japón tienen lugar en un templo llamado jinja, con el calor de la familia más cercana y algunos pocos amigos de la pareja. La novia va toda de blanco como suele suceder aquí, pero luce una caperuza blanca, la wataboshi, que esconde los “cuernos de los celos”  hacia su suegra, futura madre, y que es símbolo de su predisposición a convertirse en una esposa dulce y dispuesta. Las novias más tradicionales pintan toda su cara de blanco para representar su pureza.

http://www.conocejapon.com/magazine/una-boda-sintoista/
El color rojo que se ve en el interior de la especie de capucha simboliza la suerte. Antes del banquete, la novia se pone un kimono más colorido e incluso puede que un vestido de novia occidental y el novio y un frac. El novio siempre utiliza un kimono negro.

http://www.conocejapon.com/magazine/una-boda-sintoista/
En su blog, Pepinismo, nos cuenta cómo fue su boda, y gracias a sus fotos sabemos que la novia se pone en un lado junto a su familia, y el novio, enfrente con los suyos.



La ceremonia empieza con un ritual de purificación y los contrayentes intercambian una especie de rosario  y  los anillos, en un acto en el que leen al unísono los votos. A continuación, se procede con el san-san-kudo, (literalmente, el tres-tres-nueve), por el que han de beber sake sagrado, pero de una forma especial: dos veces se  acercan el cuenco y sólo la tercera beben (nueve intentos y tres tragos). El tres representa el Cielo, la Tierra y el Ser Humano.

http://bcnweddingplanners.blogspot.com.es/2013/02/los-viernes-de-bodas-en-el-mundo-las.html

Otro dato llamativo es que allí el protagonista es el novio. Durante el banquete, los amigos le hacen un pequeño homenaje hablando de las cosas buenas que ha hecho.

Si vais como invitados, se espera que regaléis dinero, pero una cifra que empiece por número impar, porque si es par y redondo, es muy fácil dividirlo entre dos, y lo que se pretende en la boda es la unión, no que la pareja se divida las cosas.

Curioso, ¿verdad?

Feliz "luércoles"!

2 comentarios:

BLOGOSFERIA says:
at: 25/3/13 18:34 dijo...

Qué curioso!!
Cada boda es un mundo!!
Besos!

Yonaka says:
at: 26/3/13 18:30 dijo...

Vi alguna de esas bodas de pasada cuando estuve en Japón, qué interesantes son los japoneses en todo lo que hacen!! jajaja

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!