Content

martes, 24 de septiembre de 2013

El "PHOTOCALL" a examen

Como reportera -dicharachera- bodil, veo todo tipo de celebraciones y maneras de festejar. He vivido y visto a través de mis objetivos el nacimiento y auge del photocall, y ahora vengo a cuestionarlo o, al menos a daros algunas pautas que os pueden ser de utilidad, que no es oro todo lo que reluce.

Empecemos por el principio, "photocall" es una expresión que combina "photo" (foto) con "call" (llamar), y proviene de los eventos en los que los personajes famosos invitados posen delante de una estructura, display o lo que sea con el nombre de la marca, película o lo que sea que vienen a promocionar. Los fotógrafos llaman a las estrellas para que se giren hacia sus cámaras. 

Un "photo booth", es nuestro fotomatón de toda la vida. No os liéis con los nombres.

Extrapolado a nuestras bodas y fiestas, un photocall no es más que un rinconcito donde hacerse fotos, divertidas o no. Punto. Pueden ser de diversos tipos, una estructura, una tela, un espacio con atrezzo de alguna temática, etc., y no todos funcionan en según qué situaciones. 

Un mismo photocall no queda igual durante el día...

Photocall durante el cóctel



  

Que durante la noche:



Ni obviamente es lo mismo uno creado para interior que para exterior, ni uno "pastel" que uno más gamberro.

Y siempre, siempre, se sobrepasan. Quiero decir que lo normal es que se metan grandes grupos y no se vea nada (aunque resulte mucho más divertido, por supuesto).



En la última (y divertidísima) boda en la que estuve, la novia había montado su propio photocall, con un biombo, unos banderines...

¿Lo veis por algún lado? :)



Yo me moría de la pena cuando la gente lo tapaba y no se veía nada, aunque desde luego se lo pasaban muy bien disfrazándose. Lo mismo sentí un mes antes con Laura y Carlos, después de estar que si balas de paja para acá y para allá, que si las compro en no sé qué pueblo, las llevo, las recojo,  resulta que ni se utilizó, por una serie de factores que concurrieron.

En realidad, lo que suele hacer que los invitados se animen son los complementos, y no tienes por qué necesitar un espacio habilitado al efecto.



Y si aún así queréis delimitarlo, un simple fondo negro puede ser lo mejor para destacar lo que os importa, que en el fondo es a vuestros familiares y amigos pasándolo bien.







Por otro lado, muchas parejas tienen la falsa creencia de que en el cóctel la gente no está lo suficientemente achispada y que por eso es preferible montar el photocall durante la fiesta. No es cierto. Por supuesto que hay personas que necesitan entonarse para soltarse, pero la mayoría se anima si se les anima, y muchas tampoco se "despendolarán" ni siquiera durante la barra libre. Me explico. Si los novios posan y "enseñan" al resto de invitados a "usar" el photocall, éstos se lanzan, independientemente de cuándo sea. Sobre todo porque están ellos, "los muñecos de la tarta", y quieren una foto juntos. Y a partir de ahí, todo va rodado. Y dura normalmente dura una hora. En cuanto que alguien se anima a posar, se producen corrientes de invitados pasando por allí hasta que llega un momento que se calma. Las siguientes fotos se hicieron durante el cóctel, como la primera del post.



Desde luego, el que tiene una función vital en esto es vuestro fotógrafo. Él debe coordinar y animar el tema. Por cierto, probablemente, sea un extra en su servicio. Preguntadle antes.


Lo que está claro es que si bien el hábito no hace al monje, sí es cierto que las personas sí  hacen al photocall.











3 comentarios:

Carol Hadasycuscus says:
at: 25/9/13 10:48 dijo...

que razón tienes! lo del photocall parece que hay que estudiarlo antes, porque vaya pena es el que te lo tapen...asi que siempre probar antes, la altura, y si va a ir decorado, pensar que esa decoracion se tiene que intentar ver!
pero bueno, son tantas cosas en las bodas que a veces hay cosas que se escapan!
un besote
carol

613materika says:
at: 25/9/13 22:42 dijo...

Me encantan las fotos con un fondo relacionado con el tema de la fiesta, pero por más que cada año pongo la tela más grande, siempre, siempre....hago corto y acaban viendose todos los extremos "no deseados"...jeje
{Muchas gracias por la aclaración, porque yo tampoco tenía muy claro lo de photocall y photobooth }

Un besín guapa
ana♥
613materika

Rebeca Aguilar says:
at: 5/10/13 21:39 dijo...

Ohh qué imágenes tan chulas!! Y muy divertidas también :) Me ha gustado saber un poco más de cómo vives los photocalls desde el otro lado. Saludos!

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!