Content

jueves, 7 de noviembre de 2013

Dormir, tal vez soñar... O levitar.

levitation photography


Está muy de moda la fotografía de gente u objetos levitando, hasta hay aplicaciones para IOS y Android disponibles que probablemente conoceréis. Para quienes aún no saben de qué hablo, os explico que en realidad no es una novedad, sino algo que ya en 1948 hiciera el fotógrafo Philippe Halsman con el genio del Surrealismo en su Dalí atómico. Aunque nuevas sí son sus parodias.

philippe halsman

Los límites están es vuestra imaginación y la técnica es más o menos sencilla: 

1) Si os apañáis un poquito con Photoshop, pues haced una foto del escenario vacío para utilizarla como base, y luego otra con vosotros en la pose elegida, con algún punto de apoyo que luego borraréis. En mi caso, yo he tenido que hacer muchas fotos, una para cada folio que tiraba (o sujetaba, confieso, que no veas cómo vuelan y resultan indomables). 

tutorial levitación

levitación

El ejemplo típico de los tutoriales de levitación es el que sigue:

tutorial levitation photography

2) Si no sabéis Photoshop, o buscáis algo más inmediato, tendréis que saltar. El problema de los saltos es que hay que evitar salir con esa cara de esfuerzo horrible que se nos pone, porque daría al traste con nuestro objetivo. Buscamos la sensación de flotar, no de susto al caer al vacío. En realidad, según lo que queráis hacer o los puntos de apoyo de que dispongáis, quizá os convenga más saltar para dar más movimiento al pelo o los tejidos.

Yo salté para lograr esta imagen. Dicho sea de paso, la fotografía "underwater" está íntimamente relacionada con la "levitation photography", como os podéis imaginar. Eso sí, no fu una acrobacia cualquiera. Partía de posición encogida, cabeza abajo,  y terminaba arqueada cabeza atrás para lograr ese movimiento del pelo en el agua que hace que a la vez haya partes que se te vienen a la cara mientas otras se quedan hacia atrás, en cada brazada.

underwater photography

En cuanto a la cámara, cuidado con no alterar la iluminación de cada imagen que completará la final para que os sea más fácil integrar lo que quiera que hagáis volar. Os quiero enseñar algunos ejemplos que os he tomado a mi manera cuando me da la impaciencia (deprisa y corriendo, sin cuidar nada):

Si no tenéis cuidado con el enfoque, la luz, la sombra... es posible que no se integre bien lo que flota y cante La Traviata la imagen.

foto levitando

Si utilizáis una velocidad lenta, tendréis dificultad al borrar las capas por la estela de los objetos voladores y tampoco quedará como esperamos.
tutorial levitar

A veces, como en la siguiente foto, aunque los objetos vuelen de verdad, parece que no y que están colgando de la pared.

levitación

Necesitaréis un disparador a distancia o accionar el automático de la máquina.

Si os montáis un escenario y hay vestuario acorde, triunfaréis. Y para muestra, unas fotos que os he seleccionado de entre los miles de ejemplos que hay en la red sobre el tema. Comprobaréis que se pueden lograr imágenes muy poéticas o curiosas.

levitation photography

levitation photography
kristine mn_digitalphotographyschool

levitation photography
ronen goldman

levitation photography
xaxor

levitation photography
uuhy.com

Haceos un jueves estupendo y ¡animaos a volar!

5 comentarios:

Raquel Jiménez Bisutería says:
at: 7/11/13 12:58 dijo...

uff, quedan unas fotos muy bonitas, pero demasiado complicado para mi.
Besos

Raquel
.

Yonaka says:
at: 7/11/13 13:01 dijo...

Qué pasada! Y tu foto en el agua está chulísima, me encanta

criscrascrus says:
at: 7/11/13 14:59 dijo...

me encantan, son mágicas!

Belén says:
at: 8/11/13 10:33 dijo...

Que chulas! Me encanta la de la chica leyendo y están chulísimas las tuyas también. Un besitoo

Pilar V says:
at: 10/11/13 21:35 dijo...

Muy impactante, me quedo con las fotos, me gusta la magia

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!