Content

viernes, 31 de enero de 2014

Calles con historia de Madrid (Bloggertrotters)

Las bloggertrotters este mes os enseñamos algunas calles con historia de nuestras ciudades. Yo quería hacer un post ameno, así que me he decantado por unas peculiares.


Tan castiza como curiosa es Arenal. Su particularidad procede de uno de sus vecinos: El ratoncito Pérez.


"En el año 1894, la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena, madre de Alfonso XIII pidió al padre Coloma que escribiera una historia para su hijo Bubi, nombre con el que la reina llamaba al futuro Alfonso XIII  que por aquellas fechas tenía 8 años, y que como todos los niños había perdido su primer diente. El padre Luis  Coloma atendiendo a los deseos de la reina, escribió la historia del Ratoncito Pérez y su amigo, el rey Bubi.

Coloma estableció su historia en el número 8 de la calle del Arenal. El ratoncito vivía con su familia dentro de una  caja de galletas, en el almacén de la famosa confitería Prast.  El pequeño roedor se escapaba por las noches  de su domicilio y, a través de las cañerías de la ciudad, llegaba a las habitaciones del pequeño rey Bubi y las de otros niños  que habían perdido algún diente


El Ayuntamiento de Madrid en homenaje a este ilustre madrileño, ha instalado una placa conmemorativa en la calle del Arenal número 8, con el siguiente texto: “Aquí vivía dentro de una caja de galletas en la confitería Prast, el Ratoncito Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el Rey niño Alfonso XIII (Ayuntamiento de Madrid)”.

Fuente: http://josesanpepe.blogspot.com.es/2013/08/calle-del-arenal.html


En ABC he encontrado un artículo sobre algunas calles curiosas. Os pongo algunas:

Calle de Salsipuedes. Tiene su origen en una mera descripción de la vía. Está en Villaverde, pero es un lugar común para ciudades como Palencia, Pamplona, Oviedo o Jaén.


Calle de la Pasa. «El que no pasa por la calle de la Pasa no se casa». Así rezaba un antiguo dicho popular sobre esta vía situada a escasos metros de la Calle Mayor. Aquí se encontraba el arzobispado de Madrid, al que era necesario acudir para solicitar contraer matrimonio. Era una época en la que la unión civil no existía, por lo que sólo la eclesiástica tenía validez. Actualmente, es el lugar donde residen los arzobispos y cardenales de la capital.


Calle del Desengaño. Se trata de una de las vías más antiguas de la capital. Su nombre ya aparecía en el plano Pedro Teixeira en 1656. Para justificar su nombre, Madrid ha recurrido a una leyenda, con múltiples variantes. En ella se dice que dos caballeros que iban a batirse en duelo –al parecer, por el amor de una dama– al ir a cruzarse los aceros, una misteriosa sombra negra cruzó los estoques. Los dos hombres la siguieron, olvidando su querella. Después de una larga búsqueda encontraron un repugnante cadáver tendido sobre una tapia. La respuesta de los caballeros ante ello fue: «¡Qué desengaño!». 


Calle de La Cenicienta, que hace esquina, ni más ni menos, con calle de la Fantasía.  Están situadas al sur de la capital, entre las avenidas de Buenos Aires y de Entrevías. En el norte, en Alcobendas, vive mi amiga Elena en la Calle Sueños y Teresa en la Avenida de la Ilusión. Por favor, tengo que mudarme. :)


No puedo evitar poneros una imagen de la Gran Vía de 1921 que he encontrado  en Madrid me mata

"La Gran Vía se planificó como eje de comunicación entre el este y el oeste de Madrid así como para servir de punto de encuentro de los madrileños. Aquí se albergaron los primeros grandes almacenes y tiendas de lujo alrededor de los que se instalaron salas de cine y cafés. El tramo entre la calle Alcalá y la Red de San Luis se dedicó desde el principio al comercio de lujo, dando paso a otro tipo de establecimientos menos especializados a partir de los años sesenta."

También cuentan en ese blog que "La calle de Alcalá es una de las calles mas antiguas de la ciudad de Madrid. Su trazado comienza en el siglo XV sobre un antiguo camino que nacía de la Puerta del Sol. Inicialmente se llamaba calle de los Olivares porque atravesaba un olivar y su nombre cambió al actual a partir de que Isabel I mandara talarlo debido a los delincuentes que se refugiaban en él. Una vez que Madrid se convirtió en capital de España, en el siglo XVI, la calle se pobló de mansiones de la aristocracia y de conventos. A finales del siglo XIX se instalan aquí los mas famosos cafés de tertulia entre los que se encontraban “El Café de Fornos” y “El Café Suizo”."


Podría seguir recogiendo calles y sus historias, pero nos eternizaríamos y además tenéis a San Google para ahondar en el tema. He querido reunir una muestra mitad historia, mitad curiosidad. Espero que os haya gustado.

A ver si este fin de semana escribís una página de vuestra propia historia bien bonita.

2 comentarios:

Yonaka says:
at: 31/1/14 14:56 dijo...

Me ha encantao!!! En Gijón no encontré historias tan entretenidas, jajaj

criscrascrus says:
at: 3/2/14 11:45 dijo...

ay pero que post tan chulo! con lo que me gusta Madrid y sus calles, he echado en falta la calle de los espejos deformes ;)

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!