Content

viernes, 7 de noviembre de 2014

Boda 360 o vuelta a los orígenes

En esta época es cuando más novios empiezan a preparar sus bodas, y como paso poco por aquí estos días porque estoy centrada en mis peripecias vitales, pues intentaba preparar un post muy original y valioso, vamos, uno perfecto, y claro, no terminaba de salir, ningún tema me parecía de 10. Y es que nunca está perfecto, porque la perfección no existe.

Y rumiando esto, me topé con esta cita de Gaudí: "la originalidad es la vuelta a los orígenes" y me dejó noqueada, porque yo quería proponeros una boda 360º para destacar, algo que veo que no está nada explotado aún, y desde luego original es, pero no sé si encaja en la definición, pues dista mucho del origen del reportaje social (al menos en la forma, no tanto en el fondo).

¿Y qué es una boda 360º? 

Pues una boda con un reportaje en el que sale todo, pero todo, todo, lo de delante, lo de atrás y lo de los lados. Con las nuevas cámaras para grabar o fotografiar 360 grados ya nada se escapará del ojo del reportero. Si queréis ver la cara de vuestra tía mientras accedías al altar o descubrir si tus amigos estaban de cañas durante la ceremonia, es tu opción. Pero también si quieres poder enseñar y recordar con todo lujo de detalle el lugar maravilloso donde te casaste y cómo estaba todo decorado.

No llega a ser lo que yo os propongo, pero es una idea, visto aquí

Supongo que no tardará ya mucho en salir alguna boda así. Y seguro que será espectacular, si lo hacen bien. Por el momento no he encontrado ninguna, así que daréis la nota, aunque sí he dado con vídeos de photo booths (fotomatones) en eventos utilizando esta técnica. Y desde luego es diferente y puede ser muy gracioso.

Os los enseño:







Este es de un casino (HAZ CLIC AQUÍ)

Desde luego, si buscáis sorprender esto es lo últimísimo.

Sin embargo, como os digo, todo esto de buscaros algo superoriginalnuncavistoantes me llevó a pensar que las bodas pueden empezar a llegar a un punto de no retorno en cuanto a que se corre el peligro de caer en el "y yo más" (ese síndrome de "a ver qué hago yo en mi boda diferente a todo lo que he visto" que seguro que os suena). Y es que quizá llegue un momento en el que la vuelta a lo básico (pero ojo, no que "parezca" sencillo, sino que lo sea realmente), sea lo verdaderamente original, en este instante de horror vacui bodil.

Y para ilustraros esto, me gustaría que viérais un corto muy breve, precioso y original, que ha nacido del juego "piedra, papel o tijera", de hecho, ese es su título. Dadle al play, que os gustará, de verdad, ya sé que da como pereza ver vídeos, pero algunos como éste merecen la pena.



Haceos un día feliz, que mañana ya habrá pasado, y volved a vuestros orígenes, quizá halléis ahí algún tesoro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!