Content

martes, 3 de febrero de 2015

¿Sabes almacenar tus fotos?


Hace unos días leía un artículo que alertaba sobre la manera en que guardamos nuestras fotos. En la era digital atesoramos nuestros recuerdos en tarjetas de memoria y nubes que son muy vulnerables, que pueden estropearse (un disco duro tienen una vida media de seis años). ¿No os da un poco de pánico pensar que podáis perderlo todo de repente?

Gracias a que soy una obsesa de esto mismo, cuando mi teléfono se estrelló en Nochevieja no me dio un siroco pese a que, por motivos que no me saben dar, perdí todos los clips de una aplicación con la que grabas un segundo cada día y así, al cabo del tiempo que quieras puedes crear un vídeos que es como un diario. Y no me dio un perrenque porque casi cada pocos días voy sacando del móvil los archivos. Así que sólo perdí cinco días, y no por mi culpa, sino porque su sistema de backup no funcionó bien. ¡No os fiéis! Si de verdad os importan determinadas fotos y vídeos no descuidéis el modo de almacenarlos. ¿Sabéis que el libro es el modo más longevo de guardar cultura? Si es que somos muy modernos, pero al final los antiguos soportes, como los negativos, son los más fiables. Precisamente, en otro post os contaba cómo rescatar películas en Super 8, y fijaos la cantidad de años que tenían. Recogen mi bautizo, así que tienen ¡35 años!  Y ahí siguen...


Por cierto, aunque sigo sacando las fotos y vídeos frecuentemente del teléfono, me he puesto un aviso en la agenda cada fin de mes para hacer una copia de seguridad completa de aplicaciones y demás. Ya os digo que pensé que me podía fiar más de los sistemas de back up de las apps y me he llevado un chasco.

Volviendo al tema que nos ocupa, yo trato mis imágenes igual que las vuestras, y conservo varias copias en diferentes discos duros. Pero estos chismes se pueden caer y romperse, dejar de funcionar por lo que sea y me quedo más segura haciendo, además, un par de copias en CD o DVD y, desde luego, nunca las borro de la SD de la cámara hasta que no tengo más remedio, por lo que pueda pasar. Además, por supuesto, con las que más me interesan me hago un álbum, así que tiene que pasar una catástrofe para que las pierda.

dónde guardar las fotos

Os he hecho otro mini vídeo con la imagen de abajo porque esta es otra causa como la de que grabéis con el móvil en horizontal , que merece que me ponga plomo porque no quiero que os llevéis disgustos evitables, así que el que prefiera se queda con la imagen y el que no, con el vídeo, pero que se os fije en la cabeza. 


Es verdad que los DVDs, SDs y demás, pueden durar más o menos en fucnión de su fabricación y condiciones de mantenimiento, y hablan de que alguno pueden conservarse durante 30 años. Yo, como aún esto no lo he podido comprobar, por razones obvias, sólo puedo hablar de las cintas de casette y los negativos que aún tengo en perfecto estado. Sí tengo, en cambio, DVDs que no se leen ya por algún motivo desconocido, ahora que caigo. En conclusión, asegurad bien vuestros recuerdos.









0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!