Content

miércoles, 19 de octubre de 2011

Los milagros de la cinta washi



Tía Olga ¿pero cómo hemos podido vivir todos estos años sin la cinta washi? Yo creo que te gustará tanto como a mí, que ha sido descubrirla y ya no puedo vivir sin descubrir más usos. Igual ya la conocéis y no os estoy descubriendo nada, pero, un momento. Rebobinemos.
 La washi tape o masking tape es una cinta adhesiva japonesa -cómo no- con diferentes grosores y diseños. De primeras, su uso principal, como un celo que es, pues es unir cosas. Por ejemplo, ideal para los envoltorios de los regalos, aportando un extra con sus colores y dibujos.

Pero si sólo fuera eso, no se habría convertido en una de esas cosas merecedoras de un espacio aquí y es que la mezcla de la creatividad con la cinta washi ¡es total!

Aquí os dejo un ejemplos que he encontrado navegando por ahí. Os recomiendo encarecidamente que visitéis All washi tape, donde encontraréis éstas y muchas otras ideas y además podréis compraros un poco de cinta para vuestras propias creaciones. Yo ya me he hecho con la mía y os aseguro que Neus os atenderá rápido y divinamente.






 

1 comentarios:

All washi tape says:
at: 24/10/11 11:13 dijo...

Muchas gracias por mencionarnos, es un honor.

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!