Content

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Las letras de la ciudad


Esta entrada, que dedico enteramente a Elisa pese a no conocerla personalmente (gracias por tus comentarios, ayuda saber que hay alguien al otro lado), es una reivindicación de los carteles de cine pintados a mano y los letreros antiguos, no porque esté de moda lo retro, sino por su inmenso valor histórico y artístico. No me explico que dejemos que se los descuelguen y los cambien por un puñado de leds. De verdad que no.

Bastante pena me da ya pasear por la Gran Vía y ver que el Palacio de la Música es ahora un H&M, como para asistir sin quejarme al intento de transformación de Callao en un Times Square. ¡Señores, que nosotros sí tenemos historia! Estará muy bonito, no digo que no, pero antes también y personalidad propia. No siempre lo nuevo y lo moderno es lo mejor.

Porque creo en su proyecto y porque ella lo explica mucho mejor que yo, copio el artículo que firmó Belén González Riaza para El Mundo ayer.


 

Rótulos en peligro de extinción

Belén González Riaza  22-11-2011 10:50
Madrid.- Mercerías, tabernas o farmacias. Letreros únicos que luchan por sobrevivir en una ciudad poco amante de conservar su patrimonio.
Los rótulos forman parte del paisaje urbano y son esenciales en la definición de un lugar. Señales, anuncios y mensajes de carácter institucional y comercial recubren muchas fachadas de edificios como una piel que determina de forma importante la experiencia del espacio público.
No es fácil darse cuenta de la pérdida de sabor y de carácter que sufre una urbe cuando se destruyen paulatinamente rótulos con tipografías, tipologías, símbolos, colores y materiales característicos. Estos son elementos que ayudan a definir la identidad de un lugar y no son iguales a los que se pueden encontrar en otra parte del mundo. Cuando se elimina la variedad y especificidad de esos rótulos así como el cuidado en su elaboración, se destruye un valioso patrimonio cultural.
En Madrid se conservan algunos rótulos muy interesantes, sobre todo de la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del XX, donde las técnicas y los materiales utilizados son particulares. Por ejemplo, los paramentos e interiores cubiertos de azulejos de la Peluquería Vallejo (Santa Isabel, 22) y las Bodegas Rosell (General Lacy, 14), entre otros. Los pintados al ácido como los de Comercial Amparo (Marqués viudo de Pontejos, 5) y la Librería Moya (Carretas, 29). Más sencilla pero también característica es la técnica de letras en relieve de madera o metal, como en El anciano rey de los vinos (Bailén, 19) y mantequería San Francisco (Bailén, 49). El hierro fundido, es otro de los materiales utilizados, visto en la Cuchillería Viñas (Atocha, 62), sin olvidar las técnicas mixtas, como en Lhardy (Carrera de San Jerónimo, 8).

A tiempo

La conservación de los rótulos antiguos es difícil pero se pueden tomar diferentes medidas. Por lo pronto, deberían estar inventariados por expertos, especialmente los más valiososos. El primer nivel de protección debe procurar su protección en su lugar original, de no ser posible, ya sea porque el edificio vaya a ser demolido o porque vayan a cambiar de línea comercial, podrían llevarse a un lugar (preferiblemente un museo) para ser conservados con garantías.
Otra solución complementaria sería la creación de una base de datos, una especie de museo virtual, que permita la participación popular y que sirva de registro virtual de los que sobreviven, como intenta sacar adelante el proyecto 'Ciudad Escrita'. Hay muchísimos rótulos que quizás no vayan a ser nunca considerados como bienes de interés cultural, pero que merecen ser preservados para ser tomados como referencia de nuevos y mejores modelos en el futuro, respetuosos con el entorno, con materiales tradicionales, de calidad, duraderos y con tipologías, símbolos, colores y tipografías que procuren ser, a la vez, actuales y específicos. Un diseño del siglo XXI que no olvide sus raíces.
*Belén González Riaza es diseñadora gráfica y profesora en la Facultad de Bellas Artes de la UCM y coordinadora de la iniciativa Ciudad Escrita (www.ciudad-escrita.org).



Y aquí una entrevista de El País a uno de los últimos pintores de carteles de cine.
Y un blog sobre la tipografía en las calles madrileñas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!