Content

lunes, 19 de diciembre de 2011

"Re-noche de bodas"

Proyecto del hoy Vincci Capitol
Este fin de semana hemos celebrado nuestros 6 meses de casados en la misma habitación donde pasamos la noche de bodas. Fue una de las primeras decisiones que tomamos cuando empezamos con los preparativos, y es que a los dos nos hacía mucha ilusión pasar la noche en un sitio tan singular y cinematográfico, ya que la boda giraba en torno al séptimo arte.
 Gran vía desde la Skylights Room

Sin embargo, no pudimos aprovechar los encuadres que nos ofrecía la Skylights room del histórico edificio Carrión, que hoy acoge el cine Capitol, donde se celebran premieres con la asistencia de los acotres y directores (la última estrella que lo ha visitado ha sido Tom Cruise, para presentar otra misión imposible). No pudimos porque la noche de bodas es el momento en el que te sobreviene el cansancio de todos los meses de preparativos, de los nervios y la emoción.

Yo no pude apenas dormir. Cerraba los ojos, pero la cabeza estaba a mil revoluciones y me venían a la mente un millar de imágenes, sucediéndose en un montaje picado más propio de un videoclip, y "oía" cosas que me había dicho la gente... Bueno, que era un estado en el que era imposible descansar pese al agotamiento que llevaba encima.
vistas

Por si fuera poco,  los enormes ventanales que dejan ver una magnífica panorámica de Madrid, son los mismos que reciben al sol desde los primeros rayos de la mañana, así que estábamos con los ojos como platos apenas dos horas después de acostarnos.


Ascensores
Nos fuimos a casa "para que terminara todo". Sólo fuimos capaces de descansar allí, pero nos quedamos con la espinita de no haber disfrutado ni un poco del estupendo regalo de nuestra amiga Emilia. Así que como por nuestro primer aniversario estaremos en la boda de mi prima, y este fin de semana hacía seis meses de la noche de bodas, me pareció una buenísima oportunidad de desquitarnos y además aprovechar y tener vistas de Madrid iluminado para la Navidad.

Detalle del proyecto. ¡Qué letra!
Ha sido increíble. Nos lo hemos tomado como si estuviéramos de viaje y hemos caminado por el centro, hecho compras y fotos, con la comodidad de tener la habitación ahí mismo.


Madrid está preciosa con el bullicio de los propios y extraños que abarrotan sus calles en estas fechas. El ambiente es único.


   
Calle Preciados

Plaza Mayor

Mercadillo navideño de laPlaza Mayor

Parece mentira... Para desconectar no teníamos que coger ningún avión.

1 comentarios:

culturafemenina says:
at: 19/12/11 22:02 dijo...

Qué lindo...tu historia me hizo recordar la película de insomnia...me alegro que al final las cosas funcionaran de forma favorable...Madrid es una ciudad que me encantaría visitar.

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!