Content

jueves, 26 de abril de 2012

Cortejo nupcial o cuál narices es el lado correcto de la novia

Los habituales podéis pasar directamente al siguiente párrafo ;)
No paso por aquí últimamente, porque entre todas las cosas que me busco para no estar parada nunca está el proyecto final para que me den el papelito que pone que soy experta en Protocolo. Pero ¿cuál es la verdadera razón por la que me paso sentada 12 horas leyendo y escribiendo sobre precedencias, etiqueta y otras cuestiones que nada tienen que ver con un vídeo o una foto? Pues que me gustan tanto las bodas - y cualquier tipo de celebración, en general- que lo que de verdad me llenaría sería ocuparme de ellas por completo, no sólo capturarlas con mis cámaras, sino organizarlas con todo detalle, desde el principio hasta el final. Ahora, por fin, mi amigo (y maestro de ceremonias de mi boda), Alex, lo entenderá todo porque yo era la chica producción cuando trabajábamos juntos, y con él todos los demás que se preguntan "qué narices anda haciendo Laura ahora".

No creo que todos los que se dedican a la organización de eventos sepan protocolo, pero a mí me gusta hacer las cosas bien. Soy minuciosa y perfeccionista con lo que me tomo en serio. Con la limpieza de Nacho del polvo de la casa hago más la vista gorda (porque si no...) pero esto quiero hacerlo bien. Aunque  luego no salga, da igual, lo hago para mí.  Me gusta aprender y avanzar en todos los aspectos.

Para mi proyecto estoy comparando la boda real inglesa y la monegasca, y lo que me ha movido a escribiros es la total falta de rigor que me encuentro cuando recabo información. Es increíble. Hay periodistas que firman artículos llenos de errores sin despeinarse. ¡Crónicas en las que afirman cosas que contradicen las mismas fotos con las que las ilustran! Por ejemplo, "Charlene se tuvo que retirar el velo sola", con imagen de Alberto ayudándola.  Y no os digo ya el cacao maravillao que tienen con el cortejo nupcial, esto es, el orden con el que se entra y se coloca uno en la iglesia. Vamos, que le hace a una preguntarse sobre qué se puede creer en realidad de lo que le cuentan. Por eso, y como sé que es tiempo de bodas y que muchas novias merodean de vez en cuando por aquí, quisiera ayudar un poquito a aclarar el tema. Y lo voy a hacer con los novios de crochet estupendísimos que me hizo Mari Carmen y con nuestros muñecos de la tarta de boda. Sí, sí. Audrey Hepburn a lo Amy Winehouse y el Pato Donald vestido de storm trooper. Que sí. Sin comentarios. ;)

Bueno, pues según Carlos Fuente Lafuente, experto en todo esto, la madrina y la novia cogen el brazo derecho de ellos porque el costado izquierdo es en el que el hombre porta el sable... Ya imagináis que estas cosas vienen de antiguo (papá, lo hicimos mal, vaya tela...).
La comitiva es tal cual la pongo en la primera foto, aunque cada vez se ve menos porque el novio espera en el altar. Pero es lo mismo, aunque no entren juntos los cuatro. Si os fijáis, la novia va a quedar a la izquierda del novio cuando llegue al altar, que es de lo que se trata. ¿Y por qué? Por si vienen otros pretendientes a llevársela. Como os lo digo. Así el novio puede protegerla con el brazo izquierdo y usar su derecha para propinar un guantazo al que ose intentarlo. De ahí viene. ¿A que así no se os olvida?

No obstante, el orden en el altar puede variar según las Comunidades Autónomas. En algunas, la madrina se sienta junto a la novia para poder atender sus necesidades (que si te sujeto el ramo, que si toma el pañuelo...), pero lo que es el cortejo nupcial, es así. A la salida, novia irá del brazo derecho de su ya esposo. No busquéis más o enloqueceréis! :)


Vista posterior de los novios y los padrinos en el altar




Hoy escribo para ti y por ti. Para que estés contenta. Felicidades, yaya.


9 comentarios:

Peripecia García says:
at: 26/4/12 10:23 dijo...

Por cierto, soy alumna de la Escuela Internacional de Protocolo (http://www.protocolo.com/), por si alguien quiere hacerse un mastercito. :)

BLOGOSFERIA says:
at: 26/4/12 13:10 dijo...

Uff...qué lio,de verdad...Tendré que tirar de hemroteca y ver si lo hicimos mal..en fin..Bss!

Peripecia García says:
at: 26/4/12 13:16 dijo...

Ni hablar!!! Más importante aún que entrar bien es si te importa hacerlo. Vamos, que seguro que lo hicisteis fenomenal!! :)Besos!

Mi vida en rojo says:
at: 26/4/12 18:08 dijo...

Me parece super interesante el tema de tu proyecto y está genial que seas tan perfeccionista y minuciosa!

Besos rojos ;-)

muchochupchup says:
at: 26/4/12 21:00 dijo...

jajajajajjaajja a mi me han encantado los protas de las fotos!!!! iban ideales para la ocasión!

Corazóndepicapica* says:
at: 26/4/12 21:38 dijo...

Uuuufffff!!!! Odio estas cosas de izqda y dcha porque mi lateralidad es nula, pésima, está atrofiadísimaaaa!!!! El día clave tendré que llevar un croquis y si me lio entro al altar en caballito y listo! Jaja Ánimo con el trabajo!!!! ;)

Peripecia García says:
at: 27/4/12 14:51 dijo...

gracias, guapa! Pero no, lo de perfeccionista puede ser un infierno si no se controla... ;)

Peripecia García says:
at: 27/4/12 14:51 dijo...

verdad? ;)

Peripecia García says:
at: 27/4/12 14:53 dijo...

lateralidad!!! yo me he perdido ya en medio de ese palabro!!! Si no tengo sentido alguno de la orientación! en un centro comercial, entro en una tienda y salgo para el lado por el que he venido!! pffffffffffffffff

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!