Content

domingo, 8 de enero de 2012

Adquisiciones... No de rebajas

Actualización por erratas. ¡Esto me pasa por no revisar antes de publicar. ¡Perdón!

¿Qué tal los Reyes? Espero que no os hayan traído carbón. A mí de pequeña una vez me lo dejaron como "advertencia" y me llevé tal disgusto que, aunque luego descubrí que los regalos estaban también, ya no hubo manera de remontar el día. Creo que Sus Majestades también tuvieron su carbón con mi llorera...
Si queréis saber de dónde viene la tradición, mi marido os lo cuenta aquí.
Bueno, al grano.

Hoy por fin hemos colgado (bueno, lo ha hecho McGyver, digo mi padre, porque nuestro "trompo" estaba mal) la "estantería mágica" que compramos en Diedro. Me gusta mucho, nos haremos con alguna más, aunque me da miedillo cargarla mucho.
La verdad es que hoy nos ha cundido mucho el día. Empiezan las rebajas y yo... Me voy a Ikea. Me da de todo eso de rebuscar entre montones de ropa. No valgo.   Para ser sincera, sí he entrado en una tienda de trapitos. Necesitaba unas botas. He visualizado el modelo que me gustaba, me he probado una bota del 36, a Nacho le ha encantado (esto suele ser definitivo, para qué engañarnos, y no es que le haya encantado como cuando lo dice pero no mira si quiera, que esta vez las ha visto de verdad!) y... ¡Hemos tenido que buscar como locos la pareja por toda la tienda! Al final, hemos dado con ella, debajo -cómo no- de unas cuantas prendas tiradas por el suelo en la otra punta del local. ¿De verdad compensa?

Bueno, sí, que me han costado la mitad. ;)

Pero lo que de verdad me apetece enseñaros es mi invento para los zapatos. Tengo un ligero problemilla, seguro que tratable, de percepción de la necesidad en lo que a calzado se refiere. Vamos, que me vuelven loca los zapatos y nunca me parecen suficientes. Pero me controlo. Qué remedio. El caso es que los tengo debajo de la cama por falta de espacio y es un rollo para buscarlos y mantener el orden. Así que paseando por Ikea (porque allí más que nada es lo que se hace), se me ha encendido una bombilla en la sección de escurreplatos...
Creo que la foto no le hace justicia al invento, debería haber sacado la pared completa para que tuvierais referencias. Me parece que queda chulo. A Nacho también le gusta mucho y, dado que está en nuestra habitación ¡es un dato a tener en cuenta! Obviamente no soluciona mis problemas de organización porque tengo muchos más pares, pero repito que nos parece que queda bien. Si os gusta, esta combinación de rieles y cestas nos ha costado 40 euros.

2 comentarios:

Gema says:
at: 9/1/12 19:16 dijo...

Uy, yo tampoco cargaría mucho esa estantería mágica, da como vértigo...
El invento de los zapatos te ha quedado muy bien! Lo malo es que no te caben todos, claro... Cuando encuentres la solución ideal me lo cuentas, yo también los tengo en cajas y es un rollo cuando quieres buscar esos azules que te compraste el año pasado y que justo están al fondo!

Marta Hernández says:
at: 10/1/12 11:12 dijo...

Qué buena idea! Me gusta, es muy original

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!