Content

jueves, 19 de enero de 2012

Mi casa está donde estás tú

 Este año tengo bodas muy importantes, como la de mi prima  María y la de mi amiga Cristina. Me gustaría enseñaros las cosas que estamos haciendo para la primera, pero no puedo ¡porque puede haber espías! En cuanto pueda os cuento nuestras peripecias ;)


Cris, como María "se han traído" a Madrid a sus novios, originarios de Herbón y Ponferrada, respectivamente. Jose es bantante urbanita, pero Moncho, el futuro marido de mi amiga, cambió su pequeño paraíso de los pimientos por esta ciudad estresada y me imagino que fue muy dura la decisión. Por eso, he pensado en él para el siguiente proyecto. 

Se trata de un lienzo que reza "mi casa está donde estás tú", pero no queda ahí la cosa, pues las letras se forman a partir de un mosaico con fotografías de él y Cris. He cogido imágenes de sofás en Google para que os hagáis una idea de cómo puede quedar.




En esta ocasión he cogido sólo dos fotos de ellos porque quería una tonalidad uniforme. Además, son dos fotos que les hice en las islas Cíes este verano, casi casi robadas. ;)


Está muy comprimido. Es sólo un ejemplo

4 comentarios:

Corazóndepicapica* says:
at: 26/1/12 14:51 dijo...

A este paso te comento todo el blog en un día... jajaja pero es que tenía que decirte que es una idea ¡¡preciosa!! Qué artista...

Peripecia García says:
at: 27/1/12 14:31 dijo...

Bueno, por mí encantada! :) 56.942 millones de GRACIAS por pasarte!! AH! y menuda idea me has dado con las lámparas de papel de Ikea. Me voy a hacer unos búhos, que me pirran! besos y feliz finde!

Merimery says:
at: 6/2/12 21:14 dijo...

Una idea buenisima! Seguro que les encanta!! Pueden utilizar este lema para personalizar la boda...

Peripecia García says:
at: 8/2/12 7:43 dijo...

Oye! Qué buena idea! Te la compro!

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!