Content

jueves, 24 de marzo de 2011

¡Buenos días... Para siempre!


¡A animarse! Feliz día y no olvidéis llenarlo de cosas bonitas y alegres, nada de pucheros ni enfados.


Esta fase morada con lunares que experimento no es sólo consecuencia de estar preparando una boda, sino de que me he tomado en serio mi intención de cambiar de gafas. Yo solía pensar que todo lo malo que pudiera pasar me pasaría y otras cosas igual de alegres... Hasta que me di cuenta de que las pequeñas cosas del día son las guardianas de la felicidad, de que en ellas precisamente reside el sentido de la vida (¡lo encontré!). En mi caso, despertarme con el gato en un hombro y Nacho en el otro, una peli en casa bajo la manta un día de lluvia, una tarde en El Porche con las amigas... 


Si mis palabras no son suficiente para convenceros y tenéis el ánimo un poco bajo con la astenia primaveral, "una fórmula de urgencia: el pensamiento opuesto, propuesta por Robin S. Sharma en su conocido bestseller El monje que vendió su Ferrari . "La mente sólo puede pensar en una cosa cada vez. Es imposible pensar dos cosas al mismo tiempo. Si te viene a la mente un pensamiento negativo. Piensa lo opuesto, lo contrario. Tómalo como un ejercicio mental, aunque te parezca absurdo o simplista. Si estás poniendo verde a un compañero de trabajo, piensa que lo estás poniendo por las nubes. Si te estás haciendo una autocrítica feroz, autoalábate." (http://www.psicologiayautoayuda.com/2008/12/como-pensar-positivamente.html)

Eso sí, esto no sirve de nada si lo hacéis sólo hoy. Hay que ejercitar el pensamiento positivo TODOS los días hasta que os salga solo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Apunta tu mail y te lo mando

Archivo del blog

Peripecia García. Con la tecnología de Blogger.

Más en

Siguenos en Facebook

365 días esperando

Followers

Translate

No dejéis de visitarme. ¡Tengo más sillas!